Sitio oficial de la Secretaría de Juventud del Partido Justicialista

La presidenta Cristina Fernández declaró a Eva Perón “Mujer del Bicentenario” y autorizó el emplazamiento de dos imagenes en el espacio aéreo contiguo a los pisos superiores del edficio sede de los Ministerios de Salud y Desarrollo Social.

En el Decreto publicado el 9 de marzo en el Boletín Oficial, autoriza el emplazamiento de dos imágenes de María Eva Duarte de Perón que serán ubicadas en el espacio aéreo contiguo a los pisos superiores del edificio sede de los Ministerios de Salud y de Desarrollo Social, sito en la Manzana ubicada entre las Avenidas 9 de Julio y Belgrano y las calles Moreno y Lima de la Ciudad de Buenos Aires, cuyas características se especifican en el Anexo.

Se instruyó al Ministerio de Planificación a llevar adelante el procedimiento para la realización de los trabajos de consolidación estructural de las fachadas, reparación y restauración edilicia de la envolvente, reparación de aberturas y carpinterías, instalación integral de aire acondicionado, recuperación de las azoteas superiores e intervención artística en fachada norte y sur de dicho edificio.

El Decreto lleva la firma de la presidenta, del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y del ministro de Justicia, Julio C. Alak

En los considerandos señala que este es el año del Bicentenario, cuyo objetivo es instrumentar las acciones específicas relacionadas con la organización y ejecución de los festejos conmemorativos del Bicentenario.

En ese marco, es intención del Poder Ejecutivo Nacional declarar a María Eva Duarte de Perón “Mujer del Bicentenario”. Asimismo el 8 de marzo se celebra el “Día Internacional de la Mujer”, en el que se recuerda la lucha de las mujeres por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como personas.

La ocasión –agrega- propicia para honrar a una figura histórica que, en la República Argentina, representa, acabadamente, la imagen de las mujeres en la lucha por sus derechos.

Agrega que tal como lo expresa Norberto Galasso “…desde que llegó al mundo, Evita fue víctima de tres humillaciones: ser mujer, ser pobre y ser hija extramatrimonial. La sociedad de los privilegiados la excluía por esas tres razones. Sólo su enérgico temperamento y la lealtad a sus orígenes le permitieron quebrar el anonimato y la marginación, para convertirse en la mujer más querida y admirada por los pueblos, no sólo en su propio país, sino en el mundo entero. Aquella ‘Chola’ que recibía una muñeca rota como único regalo de Noche de Reyes y que ansiaba declamar en los actos del colegio primario, se abrió paso, a fuerza de coraje y amor a los desheredados, en un mundo donde preponderaba el machismo, el privilegio y la hipocresía institucional. Ya antes de conocer a Juan Domingo Perón y en ese mundo del espectáculo proclive a los abusos y a la frivolidad, fue elegida delegada y luego presidenta de la Agrupación Radial Argentina, condición gremial que comúnmente se olvida”.

Agrega el referido historiador, “…Distintas facetas de la vida de Eva Perón evidencian ese compromiso que mantuvo hasta su muerte. En lo estrictamente político fue la compañera infatigable del General Perón, colaboradora insustituible en la tarea de constituir el puente entre el Presidente de la Nación y los trabajadores, portavoz de los anhelos, intérprete de los conflictos, colocando a la Confederación General del Trabajo (CGT) en permanente contacto con el poder. Los gremialistas de aquella época testimonian ese acceso al Presidente, a través de Evita y con toda razón la definen como ‘el puente’ que conectaba a las bases con el líder.”

Además, según dicho autor, “…al mismo tiempo, bregó por la reivindicación de la mujer, luchando porfiadamente contra la discriminación por género. Injusticia que venía de lejos y que había provocado respuestas y reclamos infructuosos. En esta tarea se convirtió en la principal propulsora del voto femenino enfrentándose a quienes consideraban que la cocina y el dormitorio eran los únicos ámbitos legítimos del llamado ‘segundo sexo’. El ascenso social producido en esos años, como consecuencia de la política industrializadora, tuvo en ella un paradigma incuestionable: de las tareas de corte y confección, la preparación de la comida, el piletón y los malos tratos, las mujeres del pueblo pasaron a las fábricas, a desempeñar cargos de delegadas, a la discusión en las asambleas de los sindicatos y a las universidades para convertirse en médicas, abogadas, arquitectas y otras tantas actividades profesionales. Y votaron: eligieron y fueron elegidas. El 23 de septiembre de 1947 se promulgó la ley que sancionaba los derechos políticos de la mujer y una enorme concentración aclamaba a la mujer en cuyas manos había sido depositada la nueva norma y por la cual ella había batallado incansablemente”.

Agrega que tal como lo manifiesta Mario “Pacho” O’Donnel, María Eva Duarte fue la esposa y compañera de luchas y esperanzas del General Juan Domingo Perón. Para el precitado autor, “…Evita, tomó la antorcha y dijo: ‘La mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles. La mujer debe votar.

La mujer, resorte moral de su hogar, debe ocupar el sitio en el complejo engranaje social del pueblo. Lo pide una necesidad nueva de organizarse en grupos más extendidos y remozados. Lo exige, en suma, la transformación del concepto de mujer, que ha ido aumentando sacrificadamente el número de sus deberes sin pedir el mínimo de sus derechos’. Luego, en su misión de ayuda humanitaria por la Europa de posguerra, dirá en Madrid el 15 de junio de 1947: ‘Este siglo no pasará a la historia con el nombre de Siglo de las Guerras Mundiales sino con otro mucho más significativo: Siglo del Feminismo Victorioso’. Coherente con esta convicción Evita llevó adelante una intensa campaña a través de la radio y de la prensa para que toda mujer argentina, fuese o no peronista, hiciera suya la convocatoria y se comprometiera para obtener sus legítimos derechos políticos”.

Por otra parte, mediante la Ley Nº 25.582 se declaró Monumento Histórico Nacional al edificio que fuera el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, sito en la Manzana ubicada entre las Avenidas 9 de Julio y Belgrano y las calles Moreno y Lima de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entre los fundamentos del proyecto que diera lugar a la sanción de la citada norma se mencionaba, expresamente, que dicho edificio fue, para su época, esplendoroso y monumental, destacándose diversos hechos políticos trascendentes que ocurrieron en el mismo.

Agrega que se considera oportuno plasmar su imagen en el precitado Edificio, acerca del que el artista plástico Daniel Santoro, sobre la idea de Alejandro Marmo, señalara que “…se trabajará sobre el edificio…desde el cual Eva Perón pronunció su famoso discurso el día del renunciamiento. Se pensó en usar la cara norte del edificio que da hacia el obelisco y la cara sur que da hacia Constitución. La imagen que se ubicará en el lado norte es una interpretación de la famosa foto del renunciamiento. Es un retrato que ya trabajaron grandes artistas como Ricardo Carpani y Nicolás García Uriburu entre otros. Es el ícono más difundido de una Eva combativa. En la imagen, ella comunica su mensaje a través de la directa interacción del micrófono con su boca y que, junto a sus ojos y rodete, se constituyen en un potente eje de lectura, que hace que todo el conjunto funcione y exprese poéticamente la voz de Eva Perón resonando en el amplio espacio de la Avenida 9 de Julio, que le otorga un marco de grandes visuales y una monumental escala urbana. En cambio en el lado sur, la imagen es una interpretación de la Eva difundida por la tapa del libro ‘La Razón de mi Vida’. En este caso, su mirada, su boca y la flor de la solapa nos llevan hacia una lectura epifánica de una Eva solidaria, emblema de la justicia social. Por eso, es la Eva que mira hacia el sur, como en una reivindicación de ese sector olvidado de la ciudad. En este diseño la mirada es particularmente importante”. (Publicado en “el Noticialista” el 9 de marzo de 2010)

1 comentario en esta noticia:

  1. juan alberto carabajal dice:

    Quiero expresar mi satisfaccion por esta noticia ,es un reconocimiento a esta mujer que entrego su vida por los que menos tienen ,los olvidados .gracias señora Presidenta